lunes, 7 de junio de 2010

El tántalo

Volvemos a los objetos que podemos encontrar en el 221B de Baker Street. Si el tántalo está relacionado íntimamente con el gasógeno, que ya examinamos en su día, puesto que ambos se usan para servir brebajes alcohólicos, en nuestra clasificación pertenece a la categoría «objetos inferidos», ya que no se especifica en el Canon que los inquilinos de la famosa dirección poseyeran uno. Aunque ha hecho tanta fortuna que toda recreación que se precie de las famosas habitaciones la incluye, la única mención canónica a tal cachivache la encontramos en BLAC y no lo sitúa en allí, sino en la cabaña del viejo lobo de mar Peter Carey: Homes pregunta al inspector Hopkins si había algún otro licor, aparte del ron que la víctima y el asesino parecían haber compartido, a lo que responde «Yes; there was a tantalus containing brandy and whisky on the sea-chest. It is of no importance to us, however, since the decanters were full, and it had therefore not been used.» («Sí; había un tántalo con brandy y whisky sobre el cofre de marino. Sin embargo, no tiene importancia para nosotros: las botellas están llenas, así que no se han tocado.»). Por supuesto, el joven inspector se equivocaba al no prestar atención a ese detalle.

Tántalo de Baker Street
Tántalo expuesto en el museo del 221b de Baker Street. Sus dos botellas contienen ginebra y whisky, como indican los carteles. Al lado puede ver parte del gasógeno

Un tántalo consta de un juego de botellas de cristal labrado, dos o tres en los modelos más corrientes, que se rellenan de los licores favoritos del usuario, y de un bastidor de madera en el que las botellas encajan. Este bastidor permite ver bien las botellas y su contenido, ya que suele ser muy sucinto, a penas una base y un asa en la parte superior, pero dispuesto tan estrechamente que no es posible hacer uso de las botellas sin abrir el listón frontal de la base en otros modelos, un lateral practicable a tal efecto mediando el uso de una llave.

Tantalus F&M 1
Modelo de tres botellas expuesto para su venta en los almacenes de Fortnum & Mason, de Picadilly street. Abajo, detalle que muestra cómo se abre
Tantalus F&M 2

Naturalmente, el fin de tal dispositivo, a demás del decorativo, es impedir beber tan preciosos néctares a aquel que no disponga de una copia de la llave, muy particularmente, a los miembros del servicio doméstico. Como hemos visto recientemente, la desaparición de un licor no era un tema banal.

Castigos divinos
Tres de los más famosos condenados por los dioses en la mitología griega; Tántalo, Sísifo e Ixión, en una ilustración de The Age of Fable, de Thomas Bulfinch, publicado en Filadelfia en 1897, tomada de Clipart ETC

Otro elemento curioso en relación con este objeto es su nombre, que toma de Tántalo Zeúsida, rey de Frigia. La mitología lo hace reo de diversos delitos según las fuentes; de divulgar secretos de los dioses (Eurípides) de haber robado néctar y ambrosía del Olimpo (Píndaro) de haber servido a los dioses la carne de su propio hijo en un banquete (Ovidio) o de haber robado o escondido el mastín de oro de Rea (Pausanias). Pero si el delito es diverso, su castigo es unánime: Tántalo es condenado a pasar la eternidad padeciendo sed y hambre, pese a encontrarse semisumergido en aguas cristalinas y tener frente a sí una rama con deliciosos frutos en sazón: cada vez que intenta aproximarse a uno u otro manjar estos se apartan de su boca. Tántalo se ha convertido en la imagen tópica de los deseos frustrados y raros son los escritores que no han recurrido a ella.

Tántalo BBC
El tántalo en el Perro de la BBC de 1968
Media de seda: Tántalo
En El caso de la media de seda, Holmes hace uso del tántalo, pese a las llamadas a la moderación de su amigo y doctor
Hound of London brandy
La señora Hudson intenta dar un trago subrepticio de brandy en The Hound of London

Al contrario que los poetas, que retratan las tentaciones de sus personajes comparándolos con el infortunado rey, los caballeros victorianos parecen identificarse más bien con los dioses, al negar la bebida a sus subordinados. En el caso particular de Holmes y Watson, hay que tener en cuenta que no había mucho servicio doméstico en Baker street. Había una doncella, que se menciona, por ejemplo, en STUD y se hace referencia a una nueva cocinera en THOR. A veces se menciona a un muchacho, puede que sea el mismo Billy que vemos en MAZA. Quizá cuando Holmes se preguntaba «¿Hasta qué punto tengo derecho a ponerlo en peligro?» no se refería a un peligro criminal, sino a los peligros de la dipsomanía. Como es sabido, la dueña de la casa, la señora Hudson, aseguraba algunas de las tareas domésticas; ciertas parodias holmesianas, apoyándose quizá en sus orígenes escoceses, le atribuyen una marcada afición por las bebidas espirituosas; es el caso en los tebeos de Nicolas Barral o de la película canadiense The Hound of London. No obstante, en la versión de Granada, vemos que la digna señora accede sin impedimentos a las botellas del tántalo para servir un trago reconfortante a Percy Phelps (NAVA). Un cierto Brad Keefauver ha propuesto incluso que de quien había que defender los licores era del hermano alcohólico de Watson mencionado en SIGN. Sabemos que Holmes había de guardar bajo llave la chequera de Watson para que no se arruinara en los caballos ¿quién guardaría la llave del tántalo?

La capitular está montada sobre un grabado del s. XVII que muestra el castigo de Tántalo.

8 comentarios:

padawan dijo...

Una entrada muy interesante, como la del ajedrez. Supongo que este objeto apenas era nombrado por que era algo de uso común, y por tanto se daba como obvio. Sin embargo, como bien has sabido ver, tiene una importante carga simbólica detrás, y es que los objetos de uso diario son un buen retrato de la época que los produce.

Illuminatus dijo...

Coincido con lo expuesto por Padawan palabra por palabra.

Sólo apostillar que Tántalo, de hecho, sería el iniciador del linaje maldito de los Átridas, ya que tanto Pélope como Atreo y Tiéstes y luego Agamenón, Menelao y Tiestes y aún posteriormente Orestes, Elektra e Ifigenia darían lugar a las más jugosas historias de la dramaturgia clásica. Alguna gente parece que lo lleva en la sangre.

Evil Preacher dijo...

Vaya, Padawan, yo andaba pensando en el objeto y no me había dado cuenta de que este post forma una especie de serie con el siguiente, ya que ambos hablan tangencialmente de la moral de la época: está programado para el fin de semana que viene.

Gracias por completar el post con este comentario, Illuminatus, cuando cumpla mi proyecto de libro sobre Sherlock incluiré el dato que apuntas en el capítulo sobre el Tántalo.

Frank Herbert se inspiró en ese fatídico linaje para el nombre de los «Atreides». Esto, que solo se sugiere en la primera novela de la serie Dune, se explicita en las continuaciones, como se explicita todo lo que había sido sugerente desvirtuando el conjunto. Si sólo hubiera escrito Dune mejor hubiera sido para todos.

Akemi dijo...

Cómo es posible que hubiese vivido tanto tiempo sin saber de la existencia de tu blog??? Madre de mi alma, esto es totalmente genial, me dan hasta ganas de llorar!! Desde hace mucho tiempo he amado a Sherlock Holmes y he visto/leído todo cuanto ha pasado frente a mi relacionado con él. Para mi es una parte más de mi vida, me ha dado tantas felicidades, tantas emociones, tantos momentos memorables que no sé qué sería de mi sin él (y sin el Doctor John Watson, al que también adoro con toda mi médula). Gracias por dedicar un pequeño espacio del internet al estudio y análisis de los elementos encontrados en el Canon y las adaptaciones televisivas/cinematográficas. Eres mi nueva persona favorita!!

Evil Preacher dijo...

Mil gracias, Akemi, tu mensaje me ha subido la moral.
Me dejas turulato: anoche buscaba una frase que describiera este blog y la que encontré fue, casi palabra por palabra, la que tú utilizas: «análisis de aspectos del Canon y sus adaptaciones», hasta dudé en añadir «fílmicas».
He pasado por tu blog y me ha gustado mucho; a la vista de su contenido, creo que si te pasas por mi otro blog, El Predicador Malvado, encontrarás post de tu interés, en particular en tags como «animación», «japan expo» o «asia».
Bienvenido/a.

Akemi dijo...

Pues verás, mi blog lleva casi un año sin ser actualizado, y por ahora no tengo intensiones de hacerlo, por lo que no sirve de mucho que te pases por allí a no ser que sea para leer entradas antiguas y pasar el resto de tu vida en un hospital mental. ¿Acaso también te va el anime y el manga? Si es así eres el puto amo!!

Ahora me estoy dedicando más a la vida real, que antes era una viciada enferma, hasta el punto de que mis únicos amigos eran píxeles de colores.

Me alegra saber que he servido de inspiración al gran creador de este blog, ahora me subes la moral tú a mi, aunque la verdad desde siempre la he tenido muy arriba, soy de esos casos de "autoamor excesivo".

Siempre un placer tratar con amigos sherlockianos!! Espero tu amor por el Gran Detective nunca muera!

Evil Preacher dijo...

Gracias Akemi.
Efectivamente, creo que toda persona que aspire hoy en día a ser culta tiene el deber de interesarse algo en el manga y el animé. Por mi parte, me considero un buen conocedor de Doraemon. Disfruto yendo a la Japan Expo de París, pero no sé si podré ir a la de este año; es la semana que viene y todavía no he comprado la entrada :(

hampers dijo...

I love those two glass decanters of Whiskey and Gin. I loved the story as well.